Blogia
HEMATOLOGIA

Rol de los Componentes del microambiente hematopoyético inductor.

La hematopoyesis sera considerada en relacion a los siguientes aspectos:Proliferación y diferenciación de celulas madre pluripotenciales para formar diferentes linajes de elementos sanguíneos.
A) organos donde se efectua la hematopoyesis.
B) Proliferación y diferenciación de celulas madre hematopoyeticas pluritoptenciales para formar diferentes linajes de elementos sanguíneos.
C) Factores del crecimiento que regulan la proliferación de las celulas hematopoyeticas
A diferencia de otros órganos que poseen una delimitación anatómica y espacial bien definidas, la M O está distribuida en forma difusa, adaptada espacialmente a la rìgida contextura ósea. Su organización funcional descansa en las relaciones entre las células hemopoiéticas, células del estroma y componentes de la matriz extracelular.
El determinado por el adecuado ordenamiento de células de estroma, matriz extra celular, y células accesorias especiales de origen hematopoiético (monocitos, mcrófagos, linfocitos), es denominado microambiente inductivo hemopoiético: éste es distinto de la M O y provee el nicho específico a cada uno de los compartimientos de la hemopoieses permitiendo su ordenada proliferación, diferenciación, crecimiento, maduración, migración y salida a la sangre periférica.
Las células troncales hematopoiéticas pueden circular y asentarse muy transitoriamente en el espacio vascular de otros órganos, como se ha observado en el transplante intravenoso de M O; sin embargo, reconocen el ambiente < hospitalario > de los espacios medulares donde terminan por asentarse definitiva y selectivamente, siendo éste el único sitio donde pueden desarrollar una hemopoiesis efectiva y sostenida en el tiempo.
La selectividad de este reconocimiento y el consiguiente albergue de las células hemopoiéticas en la M O, depende de una relación célula-célula. En efecto, células troncales pluripotenciales presentan en su superficie una proteína, con actividad de tipo lectina, denominada (proteina de albergue), que reconoce y se une a carbohidratos de membrana expresados en las células de estroma. El reforzamiento de esta unión involucra la relación de los progenitores hemopoiéticos con componentes de la matriz (interación célula-matriz).
La matriz extracelular, producida por las células de estroma, está constituida, entre otros, por colágenos, proteoglicanos y citoadhesinas; estas ultimas comprenden a la familia de glicoproteínas adhesivas,entre las cuales se cuentan la fibronectina, hemonectina, vitronectina, laminina, fibrinógeno, factor von Willebrand…El ensamblaje de estas sustancias en complejos heteromoleculares parece ser esencial para su acciòn; se conoce la capacidad de la fibronectina de unirse a proteoglicanos y a colágeno, así como la tendencia a la polimerización de algunas adhesinas. Estas poseen uno o varios dominios de adhesión ( por ejemplo, la secuencia R G D, arginina-glicina-aspártico ), que son reconocidos y se unen a receptores de membrana específicos expresados en los progenitores y precursores hemopoiéticos, reforzando así su anclaje en la M O. Se ha reconocido estos receptores, la mayoría de ellos perteneciente a la familia de las , en varios linajes hemopoiéticos.
El conjunto de los componentes de la matriz y su ensamblaje son esenciales en los procesos de diferenciación y proliferación hemopoiéticos pues, en forma individual, su efecto es muy limitado. La adhesión celular a estructuras de la matriz es compleja y se han ido disecando funciones específicas para cada componente. Las adhesinas pueden unirse directamente a una integrina (por ejemplo, la fibronectina a células del linaje eritroblástico o megacariocítico,el colágeno o progenitores megacariocíticos, la hemonectina a células de linaje granulocítico, etc.), o bien, pueden unirse a través de otros componentes de la matriz (por ejemplo, el colágeno se une a fibronectina, y a través de ella a otras células).
Las relaciones célula-célula y célula-matriz son de fundamental importancia no sólo para el anclaje, sino también para la migración celular y para la recepción de señales de crecimiento y diferenciación; y en efecto, la (proteína de albergue ) se pierde o se diluye a medida que la diferenciación celular avanza; la pérdida de adhesión de progenitores eritropoiéticos a fibronectina y de progenitores granulocíticos a hemonectina se asocia a la liberación de elementos maduros a la sangre. Por otro lado, algunos elementos celulares del estroma, por ejemplo las células adventicias reticulares, macrófagos, y también las células endoteliales producen factores de crecimiento y citoquinas que pueden alcanzar una gran concentración local. Se ha demostrado que algunos de ellos (ejemplo, GM-CSF, IL-3) son fijados por proteoglicanos de la matriz, ya sea a travéz del componente proteíco o del glicosaminoglicano; esta unión puede servir de reservorio de factores de crecimiento y parece protegerlos de su degradación; también, la inmovilización de ellos en la proximidad o en la superficie de células hematopoiéticas < blanco >facilitarían su acción, limitando espacialmente su rango de acción. Se puede entender así que, diferencias locales en células de estroma o componentes de la matriz, puedan privilegiar el desarrollo de un linaje hematopoiético sobre otro.
En resumen, la estrecha proximidad e interación entre las células troncales hemopoiéticas con células del estroma (células reticulares y fibroblastos, adipositos, macrófagos, células endoteliales) y elementos de la matriz extracelular, es crítica en la regulación de la producción celular por la M O. Así en cultivos de células hemopoiéticas provisto exclusivamente de factores de crecimiento, se observa una rápida diferenciación y muerte celulares; en cambio si estos cultivos se efectuan sobre capas de células de estroma, se desarrolla una verdadera hematopoiesis que se establece por semanas o meses.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres